Martinis como los que tomaba Sinatra, pero con gin tijuanense

 
Destilería Agua Caliente es el proyecto de dos inquietos amigos que, al igual que los cerveceros artesanales, empezaron con un hobby; el suyo, los destilados.

Tijuana supo tener una producción rudimentaria de destilados en la época de la famosa Ley Seca de Estados Unidos (1917), cuando había que saciar la sed de alcohol de los miles de americanos que cruzaban la frontera para sumergirse en los pocos bares y cantinas que empezaban a abrir de este lado de la frontera.

 
 
La Enmienda 18 a la Constitución de los Estados Unidos fue el origen de aquella infame ley que hizo florecer a Tijuana. En honor a ella, y en memoria y reivindicación de quienes por entonces destilaban —no con mucha técnica ni escrúpulos—, nace esta línea de gin y vodka de Destilería Agua Caliente.

Lee también Enmienda 18, un flashback al origen del esplendor tijuanense

 
 
Antes de que existiera Las Vegas, Tijuana fue el destino más solicitado por el jetset de la época, superando a Montecarlo. La clientela adinerada exigía buenos platillos y cócteles, y en los menús de la época se pueden advertir los paladares de entonces.

Recreamos un Martini con Gin Añejo de Enmienda 18, que le da un carácter varonil, robusto, con toques ahumados y vainilla.

Ingredientes:
  • 2 oz de Gin Jamaica Enmienda 18.
  • ½ oz de vermouth seco.
  • 2 golpes de Bitter de cítricos o Angostura.
  • Hielo.
Agregar todos los ingredientes en un vaso mezclador, y servir en una copa martinera. Adornar con cebolla encurtida o aceituna en un palillo.

Conoce más sobre Enmienda 18 y Destilería Agua Caliente aquí

 
X